Tamaraxty, y la importancia de los diseñadores en la industria musical

Tamaraxty, y la importancia de los diseñadores en la industria musical

Tamaraxty, y la importancia de los diseñadores en la industria musical


Cuando hablamos de música, o de la escena musical en general, a la mayoría de las personas lo único que se les viene a la cabeza son nombres de cantantes y grupos. Es normal, son estas personas las que tienen más presencia en nuestras vidas y las que se suelen llevar el reconocimiento y la fama.

Sin embargo, en este caso, quiero aprovechar este espacio que me da Música Zero para hablar de un tema que en muchas ocasiones se suele pasar por alto, la figura del diseñador.

Es conocido por todos que, lógicamente, la industria musical está compuesta por un gran número de personas con diferentes funciones y trabajos, que participan en la construcción de obras musicales y colaboran con el objetivo de que estas lleguen al público. Teniendo en cuenta que muchas de estas personas no muestran su trabajo directamente al público, sino que trabajan “detrás de las cámaras”, por así decirlo, es lógico que no se conozcan sus nombres y, de alguna manera, se puede excusar el que algunas personas no las tengan tan en cuenta.

Sin embargo, el caso de los diseñadores y las diseñadoras es diferente, ya que normalmente su trabajo es lo primero que vemos, ya sea al comprar un disco o al reproducir una canción en Spotify. Esto, hace que resulte absurdo y, en ocasiones, desconsiderado, no tenerlos en cuenta y actuar como si los diseños que conforman las piezas musicales aparecieran “por arte de magia”.

Por esta razón, he querido abordar este tema y tratar de sacar a colación algunos aspectos que no solemos tener en cuenta al hablar de industria musical.

Para hacerlo, he necesitado tener una conversación larga y tendida sobre estos mismos temas con Tamaraxty, una diseñadora

que, gracias a Instagram y a su talento, está llegando cada vez a más personas, entre las que me incluyo.

 

Al hablar con ella, me ha interesado, sobre todo, conocer su visión sobre la figura de la diseñadora y de la escena en general, siendo tan joven y habiéndose mudado a Madrid, al centro de toda la acción.

 

 

Viendo sus publicaciones en redes sociales, podemos ver cómo su ritmo de trabajo es constante y cómo continuamente está trabajando con artistas jóvenes igual que ella, algunos de ellos contando con una cantidad considerable de fanáticos y repercusión.

Al preguntarle sobre su propia trayectoria, y sobre cómo ha llegado a trabajar con todo tipo de músicos, parece ser que la primera palabra que se le viene a la cabeza es Instagram.

Diseño de Tamaraxty para Dred Bey y Noone

Tamara me cuenta, cómo el hecho de que los propios músicos compartieran su trabajo ha ayudado a que otros artistas la conocieran, creando así un “efecto cadena”, muy similar al “boca a boca”, pero en redes sociales, lo cual la ha ayudado a crecer. Tanto es así, que afortunadamente la situación ha llegado a tal punto que, como ella misma afirma, hoy en día prácticamente todo su entorno en la capital está relacionado, de alguna u otra forma, con la música, ya sea a través de vídeo, producción, etcétera.

El caso de Tamaraxty, nos deja entrever lo importante que pueden llegar a ser las redes sociales para artistas como ella, cuya popularidad en estas plataformas se traduce directamente a nuevos clientes y mayor notoriedad. En su caso, basta con echar un vistazo a su perfil y sus interacciones para ver que comprende su importancia perfectamente, lo cual la acaba beneficiando.

Lógicamente, esto no quiere decir que baste con estar presente en redes sociales para crecer y poder e ir haciéndose un nombre en este mundillo. En el caso de Tamara, las claves de su éxito se encuentran en su estilo, que es personal y característico, y que mantiene siempre la línea que el músico quiere llevar con su obra. Sin embargo, el hecho de que esté gozando de tanto trabajo y de cada vez más reconocimiento, se debe sobre todo a su amor por la música.

Según sus propias palabras, el 90% de su día a día cuenta con banda sonora, lo cual hace que sus trabajos contengan ese cariño y esa dedicación que solo da el estar trabajando en algo que te apasiona.

Parece algo lógico, pero debemos tener en cuenta que en este tipo de profesiones, como el diseño, el amor por la música y el arte deben ser lo que mueva al artista, y lo que protagonice todas y cada una de sus obras.

Por otra parte, además de hablar con ella sobre su crecimiento y sobre su relación con la música como arte, quise preguntarle sobre su experiencia trabajando con músicos pequeños y medianos, que son los que componen su cartilla de clientes, por así decirlo.

Concretamente, lo que más me ha interesado ha sido saber si se ha sentido valorada profesionalmente hablando, o si por el contrario ha experimentado el problema del que hablábamos al principio.

Diseño de Tamaraxty para Khaled, Papi Trujillo y Dafresito

 

Según sus propias palabras, su experiencia ha sido positiva. Por lo que he podido ver, afirmaba, los artistas más modestos, que tal vez no forman parte de la radio ni del mainstream, suelen valorar el trabajo de los diseñadores, y agradecen poder colaborar con ellos para poder realizar proyectos de mayor calidad.

Esto, se contrapone a las actitudes que solemos ver con artistas más grandes que, en muchas ocasiones, ni si quiera mencionan a los autores de sus diseños y obvian su importancia en la construcción de la obra.

 

Podríamos decir que, el futuro de los diseñadores y diseñadoras, así como su valoración en la industria musical, es prometedor, y que el pensamiento de “va, hazme este dibujo que no te cuesta nada si es un hobby” se está perdiendo.

Al hablar de futuro, Tamaraxty se muestra totalmente abierta, sin metas fijas y con la libertad que da el saber que continuamente se puede ir evolucionando. Prueba de ello, son las animaciones que ha estado publicando últimamente, sobre las cuales está aprendiendo para poder implementarlas en muchos de sus trabajos audiovisuales.Por su parte, lo único que podemos esperar es más arte, y más cariño a esta nueva escena de la que ya forma parte.