Manel y su cambio de paradigma

Manel y su cambio de paradigma

Con su quinto álbum de estudio (Per la bona gent), Manel hace gala de una madurez musical envidiable, flirteando con la electrónica sin perder su esencia.

Lejos quedan “Els millors professors europeus”: el grupo catalán Manel firma un homenaje a los músicos que les inspiraron y hacen de ello el hilo conductor de su nuevo y ecléctico disco. Ya el sencillo que da nombre al álbum, Per la bona gent, utiliza un sample de la canción Alenar de Maria del Mar Bonet. En esta canción, Guillem Gisbert reafirma el virtuosismo vocal al que nos tiene acostumbrados desde Benvolgut, con frases que parecen no acabar nunca.

Pero este disco es más que un puñado de singles entre simple relleno. Calificado por algunos como su álbum más complejo, no se presta a complacer fácilmente. Sin embargo, tras varias escuchas, parece imposible ignorar el mimo con que este álbum se ha preparado.

Y es que, si el disco es tan personal, es debido a dos factores. Primero, porque es su primer disco bajo su propio sello discográfico (Ceràmiques Guzman). Segundo, gracias a Jake Aron, productor también de su anterior álbum (“Jo competeixo”), con quien su afinidad da frutos a juzgar por el resultado.

La heterogeneidad de “Per la bona gent” va desde los sintetizadores al más puro estilo The Human League (en la enorme Amb un ram de clamídies), a las guitarras y el bajo típicos de los Talking Heads de finales de los 70 (en su segundo single: Boy Band).

Es muy fácil que al menos una de las canciones guste en un disco que combina tanto sonidos actuales (véanse los casos de Canvi de paradigma, Aquí tens el meu braç o Els entusiasmats) como estilos explotados anteriormente (Les restes o, sobre todo, L’Adela i el marge).

Mención aparte merecen las letras. Narrar una historia ya no es suficiente, como demuestran con la críptica Formigues. Pese a figurar en tercer lugar, el grupo la ha estado tocando para abrir muchos de sus conciertos gracias a ese ritmo progresivo que tanto recuerda a Les cosines de su cuarto disco. Comienza Formigues con unas estrofas del poeta Verdaguer; a partir de ahí, la interpretación es libre.

Algo  similar ocurre con  la letra de Tubs de ventilació. Junto con un estribillo pegadizo, los arreglos orquestales nos retrotraen a aquellos Beatles del “Magical Mystery Tour”, acompañando a un contundente riff que nos devuelve a su Quin dia feia amics…

Por último, la música y la fama quedan magníficamente retratadas en las tres canciones que cierran el disco. Por un lado, la ya comentada Boy Band, sátira sobre su evolución musical. A continuación, Les estrelles, adaptación al catalán de la canción de Janis Ian. Y para acabar, El vell músic, cantada junto a su admirado Jaume Sisa.

Un divertido punto final a esta reflexión sobre el gran oficio que es ser músico.

Lista de canciones
1. Canvi de paradigma
2. Per la bona gent
3. Formigues
4. Aquí tens el meu braç
5. L’Adela i el marge
6. Els entusiasmats
7. Amb un ram de clamídies
8. Les restes
9. Tubs de ventilació
10. Boy Band
11. Les Estrelles
12. El vell músic

 

Escrito por Raquel López Lillo