Estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas por el día, pero por la noche cambio la careta y me convierto en un pseudobohemio adicto a la pintura y a la música. Nunca por dinero, siempre por amor.