Caro Conzonno [Entrevista]

Caro Conzonno [Entrevista]

Caro Conzonno [Entrevista]


Caro Conzonno

Música Zero: ¿Cómo es la vida de Caro Conzonno? ¿Qué recorrido te lleva a empezar en solitario?

Caro: Veamos… la vida de Caro Conzonno, qué buena pregunta, si tan solo yo lo supiera. Digamos que en cuarentena no es muy diferente a la de los demás. Empecé la facultad este año, buen año para empezar a ‘’cursar’’ jajaj.

He grabado para muchos artistas y con mis bandas también, creo que no hay nada más divertido y placentero que tocar con otrxs. Las mejores experiencias de mi vida resultan de compartir música con músicxs, con amigxs, con colegas, con gente que conozco hace tiempo y, varias veces también, con gente que acababa de conocer. La música como bien se ha dicho, es un idioma universal.

Pero, (y sí, hay un pero) también existe una gran satisfacción cuando se realiza un trabajo, una producción, una obra propia; con autonomía, donde nadie interfiere y te dice qué hacer o cómo hacer, donde tu creatividad está volcada en su máxima expresión. Es por ello que en un futuro, si bien voy a seguir compartiendo y disfrutando música con otrxs, con mis bandas, y como sesionista; quiero enfocarme en hacer y proyectar mi material personal, y que sea algo que salga de lo más profundo de mi ser. Y no es que por hacer algo sola no se pueda compartir eh, los músicos somos dadores, pero también buenos receptores.

Mz: ¿Cuándo comenzaste en la música?  ¿Cómo es la vida de artista?

C: La música siempre formó parte de mi vida. De chiquita escuchaba mucha música por mi mamá y empecé a estudiar formalmente esta disciplina a los ocho años en el Conservatorio Gilardo Gilardi. Más tarde entré en el Bachillerato de Bellas Artes con orientación en música donde concurrí todo el secundario hasta que egresé el año pasado.

La vida de artista creo yo que es la incertidumbre total. La tentación, la satisfacción, la pasión, la decepción, la proyección, la admiración, la decadencia. Tal vez la vida de artista sean todas las emociones de cualquier persona reflejadas en una vocación. Nunca sabés qué es lo que va a ocurrir y eso la hace sin dudas una continua aventura. Pero es bueno saber enfocarse y no quedarse divagando en la expedición, porque la vida de artista lleva carga emocional, pero mucha dedicación también.

Mz: ¿Con qué estilo te identificas?

C:  He transitado por diferentes estilos musicales a lo largo de mi vida y he sido seducida por todos ellos. Por eso es que encuentro bastante difícil identificarme con uno solo, porque en fin, he sido el resultado de un gran popurrí. Entonces, podría decir que mi estilo sería una especie de folk alternativo sinfónico.

Mz: ¿Cuál dirías que son tus mayores influencias musicales?

C:   Mis influencias fueron variando según el tiempo, muchísimo. Más que nada por los tipos de música que fui descubriendo, con los que tuve la suerte de toparme y poder tocar. Mis mayores influencias son Simon and Garfunkel, The Carpenters, Bread y los Beatles, porque son las bandas que escuchaba de muy chiquita y con las que crecí, además de mucha música académica. A lo largo de mi vida me fui inclinando más para el lado del rock, de toda clase, es por eso que mi mayor influencia actual proviene de mi banda favorita Muse. Si no la escucharon háganlo, la recomiendo muchísimo.

 

Mz: ¿De dónde sale el nuevo single? ¿Qué te inspiró?

C: Ciertamente, el nuevo single salió como consecuencia del entusiasmo que me generó el primero. Luego de que saqué mi primer tema “Grata” me dieron muchísimas ganas de grabar más material. Entonces retomé un fragmento que había compuesto el año pasado (que terminaría por ser el estribillo) y lo completé con las otras partes. Con esto aclaro que no fue compuesto de una sola tirada, sino que lo confeccioné en dos momentos diferentes. Por lo tanto, la canción es resultado de dos situaciones de distinta cronología, que logré enlazar llegando a una misma conclusión.

Está inspirado en aquellas situaciones placenteras por las que pasamos, que nos ciegan de la realidad, donde terminamos por tener que abrir los ojos, ya que todo tiene un debido fin. Pero el fin es un augurio que nos trae novedades, y trata de enseñarnos a mirar hacia adelante, por más triste y devastador que sea.

Caro ConzonnoMz: “Se Seca Esa Luz” es tu segundo single. ¿Cómo fue el proceso de grabación?

 C: Lo grabé en el Gallinero Estudio en un día. Primero empecé por grabar todos los instrumentos, empezando por el violoncello (que es el que se encarga de hacer más base que el resto de los instrumentos), y proseguí grabando encima de esas pistas de cello (en total son cinco cellos sonando a la vez), los otros instrumentos: saxofón, trompeta y trombón. Cuando ya tenía todos los instrumentos grabados, continué con las voces.

Fue una sesión bastante larga pero no me hubiera gustado que fuera de otra manera, la verdad que la pasé muy bien. Es muy satisfactorio grabar algo propio, porque sos el dueño absoluto, que tiene poder ilimitado de lo que suena, o de aquello que empieza a sonar. Luego le llevé las grabaciones a un colega, Renzo Luca, quien se encargó de producirlo, mezclarlo y masterizarlo. Es un excelente productor, estoy muy contenta con el resultado.

Mz: ¿Cuál es tu siguiente meta como artista? ¿Piensas que es complicado para una persona joven desarrollar una carrera artística? 

 C: Mi próxima meta como artista es encontrar cada vez más mi estilo, aprender y desarrollar todo lo que esté a mi disposición en cuanto a la música.

En mi opinión, no por ser joven tendrás más ni menos posibilidades. Desarrollar una carrera artística es complicado, siendo joven o no, pero la situación de cada persona es distinta, sus experiencias y sus posibilidades son diferentes, por esta razón el arte puede traer más complicaciones para algunos que para otros. Sin duda para todxs es un desafío, porque el arte es muy amplio, y cuando creemos descubrir algo nuevo, ser originales, nos encontraremos con que ya existe, que ya existió, ya fue vendido y replicado en todo el mundo.

Mz: ¿Qué prefieres, grabar canciones o hacer directos?

 C: Qué difícil. Bueno, siendo sincera, nunca toqué mis temas como solista en vivo. Sí he tocado con mis bandas y con bandas en las que ya no estoy,  muchísimo. Presentarse en vivo es una experiencia hermosa. Y es hermoso también cuando ves que la gente responde ante eso, bailando o cantando las canciones que interpretás. Pero ésto no solo sucede con la música en vivo, también sucede con las grabaciones. La música tiene ese objetivo al fin y al cabo, la diferencia es que en vivo experimentamos esas sensaciones sincrónicamente, podemos verlas reflejadas y compartirlas, por eso el directo sin dudas es algo mágico y especial.

De mi experiencia digo que tocar en vivo conlleva muchas más dificultades que una grabación, puede que a alguien le haya traído muchos problemas grabar, pero en general el vivo nos suele traer bastantes situaciones engorrosas en cuanto al manejo de la organización, sonido y demás.

Provisoriamente, responderé que prefiero grabar canciones, ya que todavía no he experimentado tocar en formato solista, eso es lo que se viene para cuando termine la cuarentena.

Mz: ¿Cuál es el siguiente paso o cuál es tu próximo proyecto?

C: El próximo proyecto que ansío es tener la posibilidad de grabar un disco solista. Estoy dispuesta a dar ese paso ya que tengo muchas ganas de poder sacar temas que formen parte de un conjunto de algo, y que no sean solo singles. Creo que muchas circunstancias ocurridas por fin tienen que conectarse y formar parte de un todo: mi vida, generando una silueta que termine de rodear ese ciclo para dar inicio a otros dibujos. Lo siento como una necesidad, para dar cierre a la primer etapa vivida, porque creo que se viene una nueva, no mejor ni peor, solo, diferente.

Mz: ¿Te gustaría vivir de la música?

C: Sí, obvio que sí. Ojalá todos pudiéramos vivir solo de lo que nos gusta hacer, para eso la mayoría de nosotrxs tratamos de perfeccionarnos. Pero hacer lo que nos gusta no siempre es suficiente para poder abastecernos. Claro que me gustaría, pero gustar no es lo mismo que poder y eso no lo sé, lo sabremos dentro de unos años, unos cuantos años tal vez.

Muchas Gracias Caro, esperamos volver a verte muy pronto.