Cuando Alicante se convirtió en el Midwest Americano del 67

Cuando Alicante se convirtió en el Midwest Americano del 67

Hace unos días tuve la oportunidad de presenciar uno de los nombres más prominentes de la escena de rock actual, Nikki Hill. Poco sabía yo de este grupo a parte de unos pocos enlaces que me llegaron de YouTube, los cuales tengo que agradecer a mi amiga y fotógrafa de esta revista Adrianna por enviármelos.

Anita y Fer de The Niftys

La noche empezaba con un servidor llegando tarde (para variar), cogí las cosas rápidamente y puse marcha a la Sala Stereo. Noche fría la verdad, no aparentaba que fuera a estar movida la cosa, era un festivo (Dia del Padre) que caía en un martes, pero a medida que me acercaba ya notaba un ambiente formado. Me encuentro con Adri y Carlos, el redactor jefe, entramos, preparamos las cosas y con todo listo empecé a fijarme en el grupo “telonero”, The Niftys, que la verdad es que no lo hacían mal. Un grupo albaceteño que mezclaba sonidos de garage, stoner, grunge, blues y puro rock and roll, una mezcla muy conseguida y que la verdad me dejó con muy buen sabor de boca. Anita, la cantante, tenía una energía y una voz poderosa, saltando incluso al público a cantar y bailar, mientras que el grupo tocaba los temas con una pasión y voluntad que daba gusto ver, desde Queens Of The Stone Age a Jimi Hendrix, creando un sonido que me pareció muy conseguido y bastante original.

Después de este fuerte comienzo de noche nos dislocamos a otro sitio entre el público para el comienzo de Nikki Hill, la sala que antes estaba medio llena de repente estaba abarrotada y yo en ese momento ya sentía la atmósfera de blues en el ambiente. Al principio ya notaba que iba a ser “eléctrica” la cosa, entonces empezó, luces intensas y unos sonidos de guitarra que me hacían sentir en un concierto de Zeppelin mezclado con ZZ Top y Chubby Checker, un mezclote de blues, southern rock y rockabilly que daba gusto. La poderosa voz de Nikki se combinaba con los enérgicos riffs del grupo, escuchaba desde Dick Dale hasta Lynyrd Skynyrd en mi cabeza y me sorprendí más aún cuando los guitarristas empezaron a alternarse los solos en las canciones, jugando con ellos, pasándoselo bien y haciendo que el público lo disfrute, ya que interactuaban bien y eso se notaba en la actitud que tenían.

A medida que avanzaba la noche las canciones variaban bastante de ritmo, esto debido a la variedad de estilos presente el su último disco “Feline Roots”, habían canciones que rozaban el soul si no fuera por los riffs de blues que de repente aparecían y cambiaban completamente la estética y otras que directamente eran cañeras desde un principio y terminaban con un virtuoso caos musical. En la sexta canción fue cuando observé un cambio más brusco, me parecía escuchar The Black Keys, un ritmo sosegado con una melodía armoniosa y una poderosa voz que a media canción dio paso a un increíble solo de guitarra. Tales eran los cambios que habían momentos en los que de repente me sentía un vaquero por los campos de Mississipi conduciendo al ganado debido a las repentinas baladas de country y blues rock que el grupo tenía. No obstante en la mayoría de canciones siempre había algún “twist” que me dejaba atónito y sin palabras, lo que de repente podría ser perfectamente un baile country se convertía en un cúmulo de energía y caña que te dejaba en shock, fórmula que se repetía unas cuantas veces y en algunas ocasiones era tedioso.

Nikki Hill

Pero no todo lo que brilla es oro, es verdad que me pareció un buen concierto, sin embargo tengo la misma opinión respecto a Greta Van Fleet que de este grupo, me parece increíble ver música de géneros considerados “antiguos” o poco comunes resurgir en estos días modernos pero una cosa es que te bases en ese sonido para crear música diferente y la otra es que directamente toques ese género y no salgas de ahí. Nikki Hill tiene una voz fuerte, me recuerda en parte a Amy Winehouse por la voz que tiene, pero su música me parece que esta muy influenciada por artistas como Steve Miller Band, The Allman Brothers Band o ZZ Top. El grupo tiene potencial pero tiene que separar su música de la de otros artistas, en caso contrario se convertirán en un grupo de blues que lo único original que tendrán es una mujer como vocalista y no lo digo a malas, pero si estas en una banda la cosa es que te reconozcan por tu sonido y no por los integrantes.