Traductora, intérprete y nómada en proceso. Hellinera de corazón y cantante en la ducha como pasión. Viendo que mis padres solo me dieron el don de hacer "ruido", utilizo mis habilidades lingüísticas para que otros disfruten del idioma universal de la música. En mis ratos libres escribo, enseño idiomas, degusto vinos y festivales.